Matías y la luna

» » Matías y la luna

Érase una vez un niño llamado Matías que sentía una gran fascinación por el satélite lunar. De hecho, pasaba largas horas observando la luna antes de irse cada día a la cama, tanto, que incluso su mamá le regañaba diciéndole que al día siguiente estaría muy cansado para acudir a la escuela.

Matías-y-la-luna

Matías seguía mirando la Luna con un tremendo interés, y lo mejor de todo es que éste iba en aumento. Y es que, le gustaba tanto que soñaba con poder formarse en el estudio de este satélite terrestre. No pasaba ni solamente un día sin que prestase atención a la Luna y la admirase con sus pequeños ojos de niño.

Una tarde con la llegada del anochecer, se encontraba caminando hacia su casa en compañía de sus padres y hermana pequeña, a la vez que miraba la Luna con sorpresa por lo increíblemente bonita que estaba ese día. De repente, pisó mal y sufrió un gran golpe, a lo que sus padres le dijeron que debía estar más atento a lo que se encuentra debajo de sus pies y mirar menos a la Luna.

Moraleja:

A veces podemos prestar excesivo interés a cosas muy lejanas, y no darnos cuenta que lo importante, o lo más importante se encuentra precisamente sobre nuestros pies.

 

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar