Los dos escarabajos

» » Los dos escarabajos

En una alejada isla pacía solo un gran toro negro, y de sus boñigas se alimentaban dos escarabajos.  Cuando llegó el invierno la comida de ambos escarabajos comenzó a escasear por lo que uno de ellos decidió cruzar el mar que rodeaba la isla para ir a el continente que a escasos kilómetros se encontraba.

Fabula de esopo Los dos escarabajos

Antes de partir en tan peligroso viaje el escarabajo le prometió a su compañero que si encontraba comida en abundancia volvería cargado de comida para compartirla con el.

Al llegar al continente el escarabajo se encontró rodeado de grandes y frescas boñigas de las que poder alimentarse, por lo que decidió establecerse en ese lugar para pasar el largo invierno. Cuando el invierno pasó el escarabajo aventurero volvió a la isla para reunirse con su compañero.

Al verle el compañero tan gordo y saludable comenzó a reprocharle el porque no le avisó de la abundancia de comida que había en el continente pues es lo que prometió antes de marchar. A lo que el escarabajo aventurero respondió:

– No es culpa mía,  sino a la naturaleza del lugar, porque se puede vivir en ese lugar pero es imposible alzar vuelo con esas pesadas boñigas.

 

Moraleja: En la vida existen muchos amigos que te prometerán muchas cosas pero a la hora de la verdad tan solo los que lo son realmente cumplirán contigo.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar