La tortuga astuta y el zorro hambriento

» » La tortuga astuta y el zorro hambriento

Había una vez un bosque en el que el frío invierno se hacía mucho más duro de lo normal. Tanto era así, que cientos de animales del bosque deambulaban de un lugar para otro en busca de alimentos con los que superar ese difícil invierno que se acentuaba por instantes.

La-tortuga-astuta-y-el-zorro-hambriento

El invierno tan complicado de aquel entonces, hacía que distintos animales como los zorros estuviesen dando vueltas por el bosque en busca de alimentos. De repente, un zorro que tenía muchísima hambre se encontró con una tortuga y pensó: “Al fin algo que comer”, pero se equivocaba el zorro.

La tortuga, cuando se dio cuenta de las intenciones del zorro le propuso dejarlo para después del invierno, porque con la llegada del verano habría podido engordar lo suficiente y sería un extraordinario manjar para él. El zorro, que no era especialmente brillante en la toma de decisiones, pensó que sería un extraordinario plan y accedió con gusto a esperar al verano siguiente.

Cuando llegó el verano y el zorro se frotaba las manos con la tortuga, una vez dispuesto a cazarla para comérsela, comprobó sorprendido cómo la tortuga se metía en su caparazón y esquivaba los dientes de éste.

Moraleja: No dejes para mañana aquello que puedas tener hoy, porque podrías llegar a perderlo como le sucedió al zorro con la tortuga.

 

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar