La propuesta de la perdiz

» » La propuesta de la perdiz

Un grupo de cazadores se encontraban, como cada domingo, en el bosque cazando perdices. De repente, uno de los cazadores más jóvenes colocó su perdiz enjaulada para que sirviese de reclamo con el que atraer a otras perdices. Y así sucedió, al poco tiempo apareció una joven perdiz que se vio rodeada por el cazador.

La-propuesta-de-la-perdiz

¡Quieta perdiz, no trates de escapar volando o te dispararé con mi escopeta!

¡Permítame que le proponga un trato que podría interesarle señor cazador!

La perdiz le propuso al cazador que, si la dejaba escapar, atraería a otras compañeras perdices con lo cual su día de caza sería mucho más provechoso al haber cazado más perdices que el resto de sus compañeros cazadores. Sin embargo, para el cazador fue toda una ofensa porque aquella joven perdiz, pretendía que la dejase escapar a cambio de atraer a otras compañeras mediante el engaño.

Como el joven cazador era una persona íntegra que detestaba el uso de artimañas o tretas, considerando la propuesta de la perdiz como una traición en toda regla, la perdiz terminó en la olla.

Moraleja:

No intentes hacer a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen a ti, y antes de proponer cualquier cosa piensa bien lo que dirás porque podría resultar una ofensa.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar