La lechera

» » La lechera

Iba una vez una lechera caminando desde su granja hacia el pueblo, con un cubo lleno de leche fresca que acababa de obtener, pues quería venderla a sus vecinos. La lechera iba muy contenta, había conseguido mucha leche y en su imaginación ya pensaba todo lo que iba a poder comprar con el dinero obtenido.

“Con la leche que venda compraré 300 huevos”, pensaba ella. “De los huevos sacaré al menos 200 pollos. De los pollos sacaré suficiente dinero para un vestido nuevo. Con el vestido seguro que me salen muchos pretendientes…”

Y así siguió la lechera imaginando un futuro ideal cuando, por tan distraída que caminaba, tropezó con una piedra en el camino y cayó, volcando con ella todo el cubo lleno de leche y, de esta forma, haciendo desaparecer irremediablemente sus sueños imaginados.

Moraleja: La ambición puede ser tan fuerte que te impida saciarte con cualquier cosa. El futuro no se debe esperar de forma impaciente, pues ni el presente da una seguridad total.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar