Fábula de la mona y sus monitos

» » Fábula de la mona y sus monitos

Había una vez una mona que vivía muy feliz con sus monos en el bosque. Los monitos desde que habían nacido les gustaba jugar y estar en contacto continuo con la naturaleza. Sentían los monitos que eran muy afortunados por estar en un lugar con tanto sol y donde tenían siempre buena comida y agua.

Fabula-de-la-mona-y-sus-monitos

La madre estaba muy contenta con sus dos hijos en cambio, uno de ellos siempre destacaba por encima del otro porque la mona, lo tenía como su hijo favorito y era efectivamente, por el que más se preocupaba.

Un buen día, cuando los monos estaban jugando al sol e iban de rama en rama muy contentos persiguiéndose el uno al otro, un lobo feroz asomó la cabeza por entre los árboles y la mona se asustó mucho.

De repente vio como sus hijos estaban en peligro en cambio ella, solo se fijo en su favorito que creía que era al que tenía que salvar. “Tranquilo hijo mio, yo te salvaré!

Sin embargo, cuando la mona cogió a su mono favorito al aire corriendo del lobo se estrellaron contra un árbol y entonces, el mono favorito murió. La mona quedó desconsolada pero mientras su otro hijo, era el feliz subiendo por las ramas.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar