» » Fabula de La Gallina de los Huevos de Oro

Fabula de La Gallina de los Huevos de Oro

9 de septiembre del 2013 Otras Fabulas

Un hombre granjero descubrió que una de sus gallinas ponía huevos de oro. Él era muy feliz viendo que una vez al día, todos los días de la semana, esta gallina ponía un huevo de oro. Rápidamente se convirtió en la mejor gallina de su granja y pensó en la cantidad de dinero que podría conseguir y lo rico que le haría.

Gallina-de-los-huevos-de-oro

Pero un día el granjero pensó en que esa gallina de los huevos de oro podría ser mucho más especial, ya que si ponía huevos de oro todos los días, también tendría mucho oro en su interior. El granjero pretendía hacerse rico con la gran cantidad de oro que su gallina de los huevos de oro tenía. Sin embargo, cuando abrió a la gallina se dio cuenta de que no tenía ningún grano de oro sino que estaba hecha como las demás.

De esta forma, el ambicioso granjero se quedó sin los huevos de la gallina y también sin la gallina en sí, puesto que la había matado. Ya nunca más volvería a tener aquellos huevos de oro que tan feliz le hicieron.

Moraleja: Es mejor conformarse con lo poco que uno tiene a perderlo todo para siempre

Juan Francisco

1 Comentario en 'Fabula de La Gallina de los Huevos de Oro'

  • 19 diciembre, 2013
    Johnny vado:
    Cierto porque el que mucho abraca poco aprieta y el que mucho corre rápido se cansa
    Responder

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)