El ruiseñor y el gavilan

» » El ruiseñor y el gavilan

En lo alto un roble se encontraba un ruiseñor con un alegre canto. Todos los días el ruiseñor pasaba todo el día en lo alto del roble alejado de los peligros.

fabulasparaninos-esopo-el-ruisenor-y-el-gavilan

Un día se encontraba en lo alto del roble y paso un gavilán el cual se le marcaban los huesos del hambre que estaba pasando. Al ver al ruiseñor subido en el roble este apenas lo dudo y se dejo ir hacia el atrapándolo. Una vez que el gavilán lo tenia entre sus garras el pequeño ruiseñor le suplico que lo dejara ir en paz.

El gavilán hizo caso omiso al llamamiento y el ruiseñor lo reto a que atrapara a otros pájaros mas grandes que el porque con el no iba a tener para aplacar el hambre que tenia. El gavilán le aseguro que mas vale lo que tenia entre sus garras que no algo que no ha visto por muy bueno que ese pudiese llegar a ser.

Moraleja: Mas vale pájaro en mano que ciento volando.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar