El perro y la liebre

» » El perro y la liebre

Había una vez un perro muy indeciso, era tan indeciso que de hecho habían días en los que el perro decía que prefería ir a pescar que ir de cacería al monte. Otros días decía que prefería beber agua, y otros días prefería la leche.

El-perro-y-la-liebre

Cuando un día estaba de cacería, tras muchos kilómetros corriendo entre los pastos, consiguió atrapar una preciosa liebre. Cuando tuvo la liebre entre sus patas, no supo muy bien que hacer, ya que como era un perro indeciso, a ratitos la mordía y a ratitos le daba besos en el hocico.

La liebre, cansada de tanta indecisión, le espetó muy seriamente “Decídete y dime claramente si eres mi amigo o mi enemigo, porque tu indecisión me está causando muchos tormentos”

Moraleja: Siempre hemos de tener unos principios claros y seguirlos hasta el final, la indecisión provoca problemas tanto a nosotros como a los demás.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar