El perro y el reflejo

» » El perro y el reflejo

Érase una vez un perro que iba contentísimo por el monte, con una presa que había cazado entre sus colmillos. Con esa presa iba a tener suficiente para llenarse el estómago y, probablemente, le sobraría para el día siguiente.

Antes de llegar a la casa donde vivía con sus amos, llegó a un estanque, al que se acercó para beber agua. Sin embargo, cuando llegó vio su reflejo, en el que aparecía un perro como él con una gigantesca presa también entre sus colmillos.

perro

El perro se emocionó tanto que quiso cogerle la presa al otro perro y se lanzó a ladrarle. Pero al hacerlo, perdió tanto su presa como la del reflejo, donde aparecía él sólo, completamente decepcionado. No sólo no había conseguido lo que tenía, sino que había perdido lo que había conseguido tener.

Moraleja: La envidia no lleva a ningún bien, no sirve para conseguir nuevos objetivos y muchas veces hacer perder lo que ya habíamos ganado con mérito.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar