El león y el ratón

» » El león y el ratón

Un león, famoso por ser muy orgulloso, cayó en una trampa durante una distracción y no podía librarse de ella. Estaba formado por cuerdas muy resistentes, que no conseguía desatar. La postura en la que había quedado preso, además, le impedía poder morderlas con sus grandes fauces.

Un ratón se acercó y le ofreció su ayuda. En un principio el león le agradeció su buena voluntad, pero se rió de él por su pequeño tamaño. Sin embargo, lejos de ofenderse o huir, el ratón comenzó a roer las cuerdas y, con un poco de dedicación, al final consiguió romperlas. El león no sólo se sentía enormemente agradecido, sino que además aprendió una sabia lección sobre su nuevo amigo y aliado.

Moraleja:

No se debe despreciar a los demás, independientemente de su tamaño, porque las habilidades que posea pudieran sorprender por su extrema utilidad y ayuda en todo tipo de situaciones.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar