El hipótamo hipocondríaco

» » El hipótamo hipocondríaco

Había una vez un hipopótamo que siempre visitaba al médico porque se encontraba enfermo. El caso es que nunca tenía nada, pero por más que se lo decía su doctor, poco después volvía.

hipopotamo hipocondriaco

Un día, cuando de nuevo le dijo el médico que estaba perfectamente sano se enfadó muchísimo, lo que hizo que dicho médico pasase a tener miedo de su paciente. Es por ello que, a partir de ese momento, cada vez que el hipopótamo lo visitaba le decía que era cierto que tenía una determinada enfermedad que incluso se inventaba.

Le daba algún medicamento suave, y el hipopótamo se sentía mejor. Poco después volvía de nuevo y el médico procedía del mismo modo.

Así fueron pasando los años de forma que el hipopótamo empezó a tener la sensación de que aunque enfermaba acababa curándose, pero siempre tenía la impresión de que estaba enfermo.

Moraleja: nuestra vida se basa en lo que pensamos de nosotros mismos. Es por ello que si somos positivos atraemos cosas buenas, mientras que si somos negativos tan sólo nos llegarán cosas malas.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar