El granjero que trataba mal a sus vecinos

» » El granjero que trataba mal a sus vecinos

Érase una vez un chico joven que desempeñaba todo tipo de actividades relacionadas con la labranza en su cortijo. De hecho, destinaba buena parte de sus esfuerzos a la siembra, cría de ganado y posteriormente, los vendía en el mercado de abastos de su localidad.

El-granjero-que-trataba-mal-a-sus-vecinos

Su carácter no era el mejor, y era conocido popularmente por tratar mal a sus vecinos, su interés mezquino y sobre todo, avaricia por tener más y más cada día, sin compartir con los demás que más lo necesitaban.

Una noche de intenso frío, llegó al lugar una anciana mujer que pedía cobijo para resguardecerse de las inclemencias del tiempo de aquella noche. Sin embargo, el granjero que era reconocido por sus actos, declinó la ayuda a la anciana mujer y ésta tuvo que marchar, no sin antes maldecirlo con sequía y malas cosechas.

Al día siguiente, cuando despertó el granjero, comprobó como su cosecha se había inundado por las circunstancias del tiempo y prácticamente, no había quedado nada de ella, salvo lo estrictamente necesario para su alimentación.

Moraleja:

Cuando veas que alguna otra persona te solicita ayuda y te sobra, no temas compartir lo que no necesitas con el resto de seres humanos que también necesitan lo mismo que tú.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar