El cisne y el dueño

» » El cisne y el dueño

Se conoce que un animal como el cisne, canta previamente al momento de su muerte. Un señor que no conocía esta circunstancia lo adquirió porque pensó que era un animal muy bello y además muy armónico y cantarín.

Fabula del cisne y el dueño

Dio una gran cena y ante los invitados le suplicó al cisne que cantara una canción, pero el cisne, pese a la petición, mantuvo el más sepulcral de los silencios. Cuando pasaron unos cuantos años y el cisne ya estaba viejo, cansado y se encontraba a punto de fallecer, cantó su mejor melodía como forma de despedida.

Fue entonces cuando el dueño supo que había sido tonto suplicándole al cisne que cantara, cuando esto, era una cuestión que llegaría con el tiempo.

Moraleja: No hay que tener prisa en esperar las cosas, la vida va haciendo que todos los acontecimientos se produzcan en su momento justo y necesario. 

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar