El caballo y el asno

» » El caballo y el asno

Había una vez un comerciante que tenía un caballo y un asno. Un buen día cuando el comerciante llevaba una carga distribuida entre esos dos animales, el asno que estaba muy cansado, le dijo al caballo “Ayúdame y lleva un una pequeña parte de mi carga si te importo de verdad pues me encuentro muy exhausto”.

fabulas el asno y el caballo

El caballo, se hizo el sordo y no pronunció palabra, a lo cual, tras unos cuantos metros más, el asno cayó muerto de cansancio. El comerciante, aunque estaba muy apenado, tenía que continuar el viaje, y le puso al caballo sobre la carga que ya llevaba toda la carga que traía el asno.

El caballo comprendió entonces que si hubiera ayudado al asno con un poco de su carga, no tendría que haber llevado la carga de ambos durante todo el viaje.

Moraleja: Ayudar a los demás es ayudarte a ti mismo.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar