El caballo viejo

» » El caballo viejo

Un buen día un granjero decidió vender su caballo viejo a un vecino para que le ayudará a darle vueltas a la piedra del molino y de esta manera conseguir moler el trigo. Cuando el caballo se vio con todas las herramientas para tirar del molino, empezó a hacer cuentas de sus buenos momentos cuando corría por el campo y era la envidia de todo el lugar. Recordaba también que se reía de otros caballos que eran muy lentos o que ya eran sumamente viejos como para trotar como él lo hacía. Ahora, dando vueltas en el molino, suspiró tristemente y se dijo… “Las vueltas que da la vida, antes era el más veloz y mira para lo que he quedado”

x

Moraleja: No te rías nunca de las personas mayores por ser lentas o torpes porque llegará el momento que tú también lo seas y lo pagarás muy caro. Recuerda aprovechar todo el potencial que tienes de joven para hacer aquello que más te gusta y para conseguir ser alguien en la vida, porque a la vejez poco podrás lograr hacer.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar