El astrónomo

» » El astrónomo

Érase una vez un astrónomo al que le gustaba todas las noches ir a ver las estrellas. Iba a montes, colinas y montañas con el fin de ver lo mejor posible los astros, de hecho se enorgullecía de un telescopio chulísimo que tenía.

Una noche cerrada, sin embargo, iba tan ensimismado viendo los astros que no vio un pozo que estaba a sus pies y ¡cayó dentro de él! Con mucho miedo comenzó a pedir auxilio y tuvo la gran suerte de que en ese preciso instante otra persona estaba caminando por la zona.

astronomo

El hombre misterioso se acercó, preguntando qué había sucedido y el astrónomo le pidió socorro, tras explicarle lo sucedido. A lo que el desconocido le contestó:

– “Pero hombre, tanto que ves todos los días las estrellas en lo alto ¿no eres capaz de ver lo que tienes a tus pies?”

Moraleja: Hay gente que se enorgullece de grandilocuencias y materiales que posee, pero las cosas más ordinarias de la vida las desconoce o las infravalora.

Utilizamos cookies propias y cookies de terceros, si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar