Últimos artículos

c1b3a7f70935eb31a5d00bc9e5c1ff80d885186f
Bienvenidos a nuestra web sobre fabulas cortas, esta web está dedicada a ayudar a todos los padres con estupendas fabulas en versión moderna adaptadas a los mas pequeños de la casa.
Si eres profesional de la educación aquí encontrarás grandes fabulas para ayudar a educar a todos tus alumnos, ademas incluimos audiocuentos de todas las fabulas para que los niños recreen su imaginación al escucharlos. Ademas, al final de cada historieta existe una estupenda moraleja para que comprendan mejor su significado.

La corneja y los pichones

admin 23 de abril del 2014 Fabulas de Esopo No hay comentarios
En un palomar había dos pichones que estaban bien gordos dado que eran bien alimentados por sus progenitores. Un día una corneja que pasaba por allí viendo tan apetitosa comida quiso ser su amiga.   La corneja para parecerse mas a las palomas se pinto las plumas de blanco y se aproximo donde los pichones se encontraban. Los pichones la recibieron muy bien pensando que era de su misma especie. La corneja que parecía tener la comida asegurada aguantaba muy bien con ellos hasta que un día se le escapo un cante diferente a los pichones. Estos decidieron echarla del nido y la corneja marcho con las demás conejas pero al llegar sus compatriotas detectaron que había cambiado de color

El perro dormido y el lobo

admin 16 de abril del 2014 Fabulas de Esopo No hay comentarios
Un día se encontraba un perro dormido delante de la casa como ya venía siendo costumbre en este animal, de pronto llego un lobo hambriento y sin pensarlo dos veces se abalanzo sobre el con el único objetivo de comerlo.   El perro cuando se vio entre sus garras le suplico que lo dejara pues pronto iban a llegar sus dueños para celebrar sus bodas y se daría un buen banquete. El lobo marcho y dejo el perro pensando que cuando volviera lo iba a encontrar mas gordo teniendo así mucha mas carne fresca que comer. Paso un tiempo y el lobo volvió, pero al llegar a casa encontró al perro en lo alto de una plataforma. El lobo

El gallo y la comadreja

admin 10 de abril del 2014 Fabulas de Esopo No hay comentarios
Esta es la fábula de Esopo de El gallo y la comadreja …  Había una vez una comadreja que pasaba todo el día y la noche acechando a un gallo. El gallo que estaba en el corral estaba muy tranquilo ya que estaba tras solidas paredes de cemento. El gallo tenia como trabajo todas las mañanas al amanecer la única función de despertar a su dueño.   Un día la comadreja harta de tanto cante consiguió acceder al corral, donde lo atrapo para comerlo. Una vez entre sus garras le menciono que se lo iba a comer porque no dejaba dormir a la gente. A lo que el gallo le replico que ese era su trabajo y lo hacia para

La paloma y la hormiga

admin 19 de marzo del 2014 Fabulas de Esopo No hay comentarios
Era se una vez una hormiga que sedienta no tuvo mas remedio que bajar al arroyo mas cercano pero con la mala suerte que fue arrastrada por la corriente hasta el punto de casi ahogarse. Viendo esta situación de extrema emergencia en la que incurría la hormiga una paloma situada sobre uno de los árboles que atraviesa el riachuelo rasgo una pequeña rama para que así la hormiga pudiese salvarse. Gracias a este gesto desinteresado por parte de la paloma la pequeña hormiga consiguió ponerse a salvo subiéndose a la rama. Poco después un cazador de aves que se encontraba por la zona vio a la paloma, con lo que decidió apuntarle para así llevarla de premio esa noche para

El caballo y el asno

admin 5 de marzo del 2014 Fabulas de Esopo No hay comentarios
Había una vez un comerciante que tenía un caballo y un asno. Un buen día cuando el comerciante llevaba una carga distribuida entre esos dos animales, el asno que estaba muy cansado, le dijo al caballo “Ayúdame y lleva un una pequeña parte de mi carga si te importo de verdad pues me encuentro muy exhausto”. El caballo, se hizo el sordo y no pronunció palabra, a lo cual, tras unos cuantos metros más, el asno cayó muerto de cansancio. El comerciante, aunque estaba muy apenado, tenía que continuar el viaje, y le puso al caballo sobre la carga que ya llevaba toda la carga que traía el asno. El caballo comprendió entonces que si hubiera ayudado al asno

Fábula de las moscas

admin 27 de febrero del 2014 Otras Fabulas No hay comentarios
Había una vez un ama de casa que estaba limpiando la cocina y en un descuido, se le derramó un gran bote de miel que había comprando en el supermercado más cercano que encontró en su calle. Cuando la miel se derramó la mujer se mosqueó mucho y seguidamente fue a buscar un trapo húmedo para limpiarlo. Mientras tanto, un grupo de moscas habían visto como a la señora se le había derramado toda la miel y ellas hambrientas, se fueron corriendo a ver si podían comer de la miel todo lo que quisieran. Conforme se acercaban a la miel, las moscas se iban quedando pegadas en el charco sin tener una salida aparente para poder escapar. Sin embargo, tan

Fábula del pastor y su ganado

admin 23 de febrero del 2014 Otras Fabulas No hay comentarios
Había una vez un pastor que cuidaba mucho de su ganado pues para él era lo más importante que tenía en este mundo. El pastor trataba por todos los medios de que sus ovejas no sufrieran y siempre tuvieran de todo para estar contentas. Sin embargo, las ovejas temían mucho a un lobo que andaba merodeando por la zona y ante el cual se sentían muy indefensas. El pastor quiso dar unos pequeños consejos a sus ovejas y les dijo a todas que ellas eran una presa muy fácil para el lobo pero que si se mantenían fuertes y unidas seguramente el lobo saldría corriendo. Así fue como una de las ovejas más viejas del ganado animó a todas las

Fábula del joven y el ladrón

admin 21 de febrero del 2014 Otras Fabulas No hay comentarios
Había una vez un chico muy travieso que se fue a dar un paseo por el bosque. El chico que era muy curioso fue buscando por todos los campos para ver qué era lo que encontraba y así descubrir cosas nuevas. En el fondo del camino, entre matorrales, el joven se encontró con un pozo enorme. Al pequeño le gustaban muchos los pozos por lo que no dudó un momento en arrimarse a él y subirse arriba del todo para curiosear más de cerca qué había en su interior. En el momento en el que el chico estaba subido en lo alto del pozo vio como un ladrón se le acercó para hacerle una pregunta. El chico que conocía las